Osteopatía

La nueva forma de medicina curativa que combina mente y cuerpo

Existe una relación directa entre las enfermedades que padecemos las personas y los problemas de postura del cuerpo.

Todos los elementos que conforman la estructura del cuerpo, como huesos, órganos, tejidos, fluidos y articulaciones se hallan interconectados y por lo tanto cualquier cosa que afecte a estos elementos afectará al todo produciendo diversas dolencias que se reflejaran inevitablemente en el individuo.

La osteopatía trata el cuerpo de manera integral, como un todo que es, está enfocada a mejorar la forma en que interactúan entre sí todos los elementos que lo conforman.

La mala alimentación, malas posturas, golpes, estrés, preocupaciones son algunos ejemplos de lo que nos causa incomodidad en el vivir diario, de una o de otra manera afectan el buen funcionamiento de nuestro organismo.

El objetivo fundamental de la osteopatía es devolver el equilibrio al cuerpo.

La osteopatía consiste en una disciplina no invasiva. Los tratamientos pueden aplicarse desde los niños recién nacidos (incluso, en la fase de embarazo para preparar al feto para el parto), hasta personas ancianas con problemas de movilidad, pasando por deportistas o adultos, en general, con alguna molestia.

 

La osteopatía está indicada en casos de:

– Trastornos del aparato locomotor (dolores musculares, contracturas…)
– Trastornos de sistema respiratorio (tos, sinusitis…)
– Trastornos digestivos (hernia de hito, estreñimiento…)
– Trastornos génito-urinarios (dolor menstrual, incontinencia…)
– Trastornos pediátricos (cólicos, hiperactividad…)
– Trastornos psicológicos (estrés, ansiedad, migrañas tensionales…)