BLOGMetodo Pilar DominguezMPD

El Método Pilar Domínguez contra el dolor de espalda

Nuestra columna vertebral es el eje de nuestro cuerpo, es por ello que recibe todas las consecuencias de nuestros malos hábitos: Demasiadas horas frente al ordenador, malas posturas, levantar peso sin controlar la posición etc.. son actos que suelen terminar en molestias en la espalda.

El Método Pilar Domínguez  trabaja para conseguir un sistema músculo esquelético libre de tensiones consecuencia de los malos hábitos. Se trata de un método preventivo y a su vez terapéutico para aquellas personas afectadas de dolencias fruto de las posturas incorrectas que adopta el cuerpo humano.

Esta práctica se caracteriza por utilizar una barra de danza para realizar las  diferentes rutinas de  ejercicio acompañados con música. Son clases orientadas a tonificar, estirar y relajar los músculos con un claro objetivo: prevenir y corregir una colocación postural inadecuada y hacer un uso correcto del cuerpo.

Los ejercicios combinan trabajo muscular y fascial con secuencias de ejercicios que buscan una correcta alineación y colocación de los elementos óseos y articulares.

Durante las clases, el énfasis se pone en el trabajo consciente de la musculatura antigravitacional, la liberación de las articulaciones periféricas, la facilitación de nuevos patrones neuromusculares y el trabajo en excéntrico de la musculatura.

La estructura de las clases y la pedagogía aplicada permiten que el perfil de las personas que practican el método y se benefician de sus resultados sea universal, prácticamente sin limitaciones de edad, sexo, características socio-culturales y condición física.

Según Pilar Domínguez “Se trata de encontrarse bien y encontrarse bien, engloba demasiadas cosas, pero básicamente el sentirnos más ágiles es una forma diferente de enfrentarnos al día a día. La eliminación de un dolor ayuda psíquicamente a una cierta alegría de vivir. Siempre está la pereza, pero si  el esfuerzo tiene su premio creo que vale la pena”.

Pilar Domínguez aconseja no esperar a estar mal para comenzar a practicar este método. Creó su método para prevenir y curar en lo posible poniéndolo al servicio de todo el mundo, no solo bailarines y deportistas.

Al pasar los años se pierde agilidad y  nuestro cuerpo pierde la facultad de moverse de cuando éramos niños. Las articulaciones también sufren las consecuencias del sedentarismo al igual que músculos y los tendones, es por ello que sea tan necesario adquirir una rutina de ejercicios a nuestro día día.

La experiencia profesional de 25 años de trabajo en este método ha demostrado que la mayoría de los dolores de espalda son  producto de desequilibrios musculares. La falta de actividad de algunos grupos de músculos favorece su acortamiento y el exceso de solicitación de otros favorece su agarrotamiento. A la larga los músculos y articulaciones tienen que adaptar su funcionamiento y desnaturalizar su fisiología, provocando dolores con una alta incidencia en zonas de cinturas (escapular y pélvica) pero sobre todo en espalda (cervicalgias, dorsalgias y lumbalgias).

El dolor es una de las formas que tiene el cuerpo de decirnos que algo no está bien, que algo está funcionando de manera forzada o deficiente. Lo más importante de todo ello es buscar una solución cuanto antes. Muchas veces comienza por adoptar una rutina de ejercicios como el Método Pilar Domínguez y consultar a los profesionales del área sanitaria con el fin de evitar la codificación de determinadas dolencias.