AXISBLOGMedicina Tradicional ChinaMTC

La acupuntura emocional

Publicado el

En la medicina tradicional china se dice que la exaltación de una cierta emoción puede derivar en una patología. Pero esto, ¿qué quiere decir? En este post explicaremos el porqué de muchas patologías que casualmente están influenciadas por nuestras propias emociones

Primero empezaremos identificando las conexiones entre órganos y emociones:

Riñón ↔ miedo

Hígado ↔ ira

Bazo ↔ preocupación

Pulmón ↔ tristeza

Corazón ↔ alegría

Como vemos, a cada órgano le corresponde una emoción. Pero además, según la Medicina Tradicional China todas ellas repercuten en nuestro corazón.

Bien, ahora que tenemos esto claro, hablemos de una de las patologías a nivel emocional que están a la orden del día: la ansiedad. La ansiedad es ese estado de ánimo que nos hace sentir estresados, sin ganas de comer, siempre en alerta, sin poder dormir, etc.

En la Medicina Tradicional China la ansiedad no es vista como un trastorno del cerebro, sino como un mal funcionamiento de los órganos internos.

Se trata de un estado de ánimo que se suele producir por un exceso de preocupación o por el temor hacia un problema real o irreal, dependiendo de las preocupaciones de cada persona.

Volviendo a lo arriba descrito en torno a la relación entre órganos y emociones, vemos que uno de los órganos afectados por esta patología podría ser el bazo. Según la Medicina Tradicional China el bazo es el que se encarga de generar energía a través de los alimentos que ingerimos.

¿Qué pasa cuando la preocupación, que es la emoción conectada con el bazo, es excesiva?

En esos casos se produce un trastorno en el funcionamiento del bazo, lo que se traduce en una mala metabolización de los alimentos, por lo que el bazo no genera la suficiente energía para seguir el ritmo del día a día.

De hecho uno de los síntomas de la ansiedad es el cansancio, pero… ¿por qué?

Al generar un exceso de preocupación exigimos mucha de la energía que utiliza el bazo para realizar otras funciones. En consecuencia, este se bloquea y es entonces cuando nos sentimos cansados o pesados, sin ganas de hacer nada.

Otra de las reacciones que está vinculada a la ansiedad es el miedo. Al tratarse de un estado de constante vigilia, vivimos con el temor a que nos pase algo o a que esa preocupación se cumpla.

Pues bien, en este caso si observamos la tabla de arriba encontramos que los órganos encargados del miedo son el riñón y el corazón (como ya dijimos antes, todas las emociones tienen su reflejo en el corazón). Para seguir con esta aclaración, debemos saber que para la MTC el riñón es un órgano muy importante, pues es considerado como nuestra batería, la energía con la que nacemos y que vamos gastando a lo largo de nuestra vida.

Pongamos un ejemplo.

El otro día vino a mi consulta un chico de unos 35 años. Él no sabía cómo, pero se había quedado enganchado en la zona lumbar. Tras una serie de preguntas, descubrí que en un mes se casaba. Tenía miedo de cómo iba a salir ese día por todo el  tiempo que le habían dedicado, los nervios, etc. En el mismo día, tratando su riñón y algún otro órgano implicado salió de mi consulta absolutamente recto (es un ejemplo para que veamos a que nivel nos puede afectar una emoción).

No nos podemos imaginar hasta qué punto una emoción llevada a un nivel extremo puede afectar a nuestro interior. En un corto periodo de tiempo, todo lo que tenemos dentro encuentra su reflejo fuera.

Por eso, un buen tratamiento de acupuntura puede servir para reequilibrar nuestras energías y hacer que todo vuelva a su sitio, calmando así nuestra mente.